I+D+I

Sostenibles y limpios

En Viveros Plantvid somos conscientes de los retos que afronta la agricultura y la sociedad en materia medioambiental y de lucha contra el cambio climático. Por eso, en los últimos años, hemos adoptado medidas para que nuestra actividad sea más sostenible y limpia, entre las que destacamos:

Optimización de nuestros recursos hídricos

Gestión integrada de plagas en todos nuestros campos

Reducción en el uso de fertilizantes

Incorporación de todos los subproductos vegetales para compostaje

Proyecto de innovación

Tenemos un compromiso firme con nuestro sector, en dar respuesta a las dificultades y retos que se presentan. En esta línea, hemos realizado un proyecto de innovación con el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI) para la mejora de la sanidad vegetal de las plantas. Se trata del desarrollo de nuevas estrategias eficaces de control de agentes patógenos (virus, bacterias y hongos) en las plantas de vid. El CDTI es una entidad pública empresarial que tiene como objetivo promover la innovación y el desarrollo tecnológico de las empresas españolas, entre ellas, Viveros Plantvid.

Agrocompostaje

En Plantvid apostamos por el agrocompostaje, una de las formas más efectivas de hacer economía circular con la materia orgánica.

Con este método se procesan los residuos del campo como los restos de poda, fruta y otros desechos generando con ellos un compost que, después, aplicamos a nuestros campos. Un compost que aporta valiosos nutrientes a nuestras parcelas.

Los beneficios del uso de compost en su aplicación al suelo son múltiples en los aspectos físico, químico y microbiológico: contribuye a formar y estabilizar el suelo, lo alimenta y aumenta su capacidad para retener agua.

Está comprobado que la materia orgánica bien compostada puede presentar propiedades fitosanitarias de carácter supresivo para determinadas enfermedades de las plantas.

Reproducir vídeo

Tratamiento de termoterapia

En la actualidad, las enfermedades fúngicas de la madera de la vid (EFMV) se consideran uno de los principales retos para la sostenibilidad de la viticultura en todo el mundo. Estas enfermedades causan daños severos en el viñedo y su incidencia está creciendo rápidamente año tras año a nivel mundial. Debido a la falta de herramientas fitosanitarias, se deben usar otros métodos como, por ejemplo, el uso de tratamientos de agua caliente.   Entre las prácticas que ya estamos llevando a cabo, se encuentra el tratamiento de termoterapia, permitiendo que nuestras plantas estén prácticamente libres de los patógenos causantes de las EFMV.